PRIMERAS CONFESIONES

Suelen resaltarse mucho las Primeras Comuniones, se celebran con convites, invitados, regalos… pero se repara poco en otro sacramento para el que los niños se vienen preparando: la Primera Confesión, que muchas veces pasa casi desapercibo.

Desde hace unos años en esta parroquia queremos resaltar como conviene el sacramento del perdón celebrándolo una vez que se trató el tema de los mandamientos, el pecado y la Penitencia, así los niños ponen en practica y experimentan lo que se les explicó en la catequesis y sus almas quedan mejor dispuestas para ultimar su preparación a la Primera Comunión.

En la celebración participaron los padres, que después de la absolución revistieron a sus hijos con una túnica blanca, recuerdo de la vestidura que ya les habían puesto en el bautismo. A continuación los acompañaron a rezar la penitencia y, varios también se confesaron dando así la mejor catequesis a sus hijos: el ejemplo.

Los niños decían que venian contentos pero tanbién un poco nerviosos, pronto los nervios desaparecieron y sólo quedó la alegría de experimentar que Dios nos quiere y nos perdona. Resultó una celebración emotiva y piadosa.

Dadas las precauciones que seguimos manteniendo con motivo del Covid nos pareció mas prudente prescindir de la fiesta que en otras ocasiones teníamos al final.

Al día siguiente volvieron a poner sus túnicas para la celebración de la Misa donde hicieron la “comunión espiritual”

Compartir esta entrada